COMUNICADO DE PRENSA

Ante los acontecimientos que estamos viviendo, que reflejan una profunda confusin de objetivos, procedimientos e intereses tanto nacionales como partidarios y personales, tenemos la necesidad desde el Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economas Regionales ( IADER ) de expresar: que el dao que se esta infligiendo a la Republica, no solo afecta a su economa deteniendo inversiones, sino que exhibimos una imagen de confrontacin e incapacidad para dialogar y consensuar difcilmente de ignorar. De esta forma, solo logramos detener nuestro crecimiento, el que todos estbamos vislumbrando con esperanza y optimismo.

El objetivo del Gobierno Nacional de destinar una parte de las reservas en poder del Banco Central con el fin de cancelar deuda con acreedores extranjeros es una decisin acertada y conveniente, que sin duda ayuda a consolidar la recuperacin econmica. Cuado se pago al FMI, tambin en esa oportunidad si hizo con reservas del Banco Central, este pago represenaba alrededor del 38% del total de las mismas. Hoy nuevamente el Gobierno Nacional intenta una operacin similar pero esta vez el monto a pagar es de alrededor del 13,5% de las reservas.

Nuestra reflexin es: porque las autoridades que en en aquel entonces estaban al frente del Banco Central y que hoy son las mismas, no dijeron nada y dieron su aprobacin a la operacin. Ahora por un monto significativamente inferior al de aquel entonces generan un conflicto que afecta la institucionalidad de la Republica.

La cordura, el buen criterio, el amor y respeto por la Patria, deben imponer a todas las partes en pugna, acordar inmediatamente una solucin a este conflicto de formas y procederes, que desvirta el loable propsito de cancelar deuda, mejorar nuestra imagen en el exterior, bajar tasas de inters, favorecer la inversin y en definitiva crear mas empleo. Hoy un imperativo que debe imponerse sin condiciones es: el acatamiento a la ley, el mutuo respeto de los poderes involucrados y la preservacin de la autoridad e imagen de la Presidencia de la Republica.

El dao ya se ha consumado y es irreparable. Oremos a Dios para que al menos estos desatinos nos marquen el buen camino a seguir.

Buenos Aires 9 de Enero de 2010

Diego Lo Tártaro Presidente IADER