EL Pueblo Quiere Saber

Ya estn presentando y votando los partidos polticos cuales sern sus candidatos a ocupar la presidencia, vicepresidencia y gobernaciones, definido esto comenzaremos a asistir a las usuales componendas de la poltica, los polticos se van a sumergir en las turbias y sucias aguas de la discusin por la integracin de las listas a diputados, senadores y concejales, los partidos con posibilidades de ser gobierno tambin ya estn en la disputa por los cargos pblicos ejecutivos.

En el mientras tanto nosotros los ciudadanos que somos quienes trabajamos y pagamos impuestos, obreros, empleados, maestros, artesanos, agricultores, profesionales, Pymes, resultamos ser simples espectadores de esta oculta y despiadada disputa de poder, influencias y dinero. Planes de gobierno? No por favor eso es anatema. As como una alegre comparsa carnavalesca muchos de ellos eternos intiles, mendaces y corruptos comenzaran a desfilar por los medios como si estuvieran en Bailando por un sueo.

No podemos quedarnos como convidados de piedra, somos los electores, somos quienes tenemos el poder de decisin que es el voto, entonces advirtmosle que lo vamos a usar como una verdadera arma de seleccin, que si pretenden excluirnos, ignorarnos o engaarnos tenemos en ltima instancia el poder de la desobediencia civil, el arma que los pueblos desodos por sus gobernantes, histricamente usaron siempre con resultados que cambiaron el rumbo y el destino de sus pases y en algunos casos del mundo y vayan como ejemplos dos casos emblemticos: Cuando los colonos norteamericanos disfrazados de indios en el denominado motn del te tiraron al mar el cargamento de te de tres navos ingleses el resultando fue el precedente para la guerra de la independencia, el otro, una serie de desatinos en la conduccin econmica en la Francia de los Borbones sumado a la ausencia total de sensibilidad social de la corona, derivo en un alza desmedida del precio del pan esto fue la mecha y el combustible que encendi la Revolucin Francesa.

Estamos inmersos en una de las ms largas y peores crisis vividas, que tiene alcances no solo en lo econmico sino tambin en la destruccin de las estructuras sociales, educativas, de salud, de seguridad, pero fundamentalmente de desconfianza y descrdito en las instituciones. De que forma quienes hoy se disputan el gobierno piensan encarar este colosal embollo, no lo sabemos, pero la gran incgnita es: Ellos lo saben? o solo estn una vez ms guitarreando, para luego si ganan recin ah vern que hacen, como lo hacen, con quienes lo hacen y en que tiempos lo hacen. O no hacen nada total ellos ya se salvaron, los nufragos somos nosotros.

No podemos seguir jugando a los dados con nuestro futuro, el de nuestros hijos y nietos, son dcadas de una ininterrumpida decadencia, que a su paso dejo ms miseria, ms desocupados, ms quebrados, millones de nios sin educacin y sin futuro, miles y miles de jubilados a quienes se les acelero la muerte, pero como contrapartida a este dantesco cuadro un conjunto de Bancos, Laboratorios, empresas prestatarias de los servicios pblicos, en su mayora extranjeras y especuladores financieros argentinos y extranjeros acumularon usurarias ganancias durante aos, saquendonos a todos nosotros, que con total impunidad y ausencia de controles transfirieron al exterior.

Puede ser que continuemos con la misma actitud de indolencia que es la que nos llevo al abismo en la que hoy nos encontramos? No podemos continuar en el autismo, se traspasaron todos los lmites. Estos desordenes en las conductas de las sociedades pueden derivar en acciones incontrolables que desequilibran el orden social.

Para que podamos evaluar con total objetividad tanto a este gobierno como al anterior debemos tener el suficiente equilibrio mental y emocional que nos permita despojarnos de todo sentimiento, de simpata o rechazo, nuestro diagnostico solo debe ser el resultado del fro anlisis de nmeros y hechos.

Hoy toda la ciudadana esta contemplando el gran sainete en que convirtieron los polticos lo que deba ser el mayor logro de la repblica que es la libre eleccin de sus gobernantes. Esto se transformo en la manifestacin ms explicita del egosmo, descaro y falsedad que pueden ofrecernos los candidatos.

Hoy Cristina Fernndez con total candidez y descaro se presenta como candidata a la vicepresidencia cuando solo nos puede ofrecer volver a un pasado corrupto y corruptor con tantas cuentas pendientes con la justicia ya acumuladas que no vele la pena contabilizarlas. La secunda la legin de impresentables que cremos terminada.

El Presiente Macri pretende la reeleccin, pero olvida que defraudo la fe publica, nos minti con la inflacin de un digito, con la pobreza, cero, con el aluvin de inversiones, con la generacin de ms empleo, con racionalizar la administracin publica, con la reforma tributaria y de la legislacin laboral, con la recuperacin de las economas regionales, nada de todo ello se realizo, pero si se incremento irresponsablemente la deuda externa. En definitiva el gran cambio prometido solo result el gran fracaso que dejo ms retroceso, ms pobreza, ms de todo lo malo que hered del gobierno de Cristina Fernndez, pero an ms transformo en endmica la pobreza y la corrupcin, ya que esta ultima continuo subyacente y oculta, que se efectivizo a travs de los manejos financieros con el dlar, tasas de inters y ttulos pblicos que se hicieron durante su mandato. Hoy nos ofrece continuar con la misma metodologa y equipo de desguase que esta terminado con la Argentina,

Finalmente la tercera va o el centro como falsamente se quieren definir, que resultan ser un conjunto de polticos sin rumbo definido que estn expectantes a quienes les ofrecen ms, eso si no se venden solo se ofrecen en alquiler. Por otra parte siempre integraron los elencos estables de todas las parodias de los diferentes gobiernos sin distincin de color poltico.

Resumiendo: Pedimos que se fueran todos, pero se quedaron todos, esta es la tragedia argentina.

Que nos quedo? Frustracin, desorientacin, temores, penas, dudas, mucha bronca, mucho dolor y mucha ms pobreza. Todo esto encubre una violencia subyacente reprimida que puede eventualmente hacer crisis en hechos no deseados. Que esperamos? Un giro copernicano en todas las reas de gobierno, que nos devuelva la grandeza perdida de los comienzos del siglo XX. Con Quienes? Con polticos sin prontuarios, sin cuentas pendientes con la justicia, que puedan demostrar fehacientemente, honradez, idoneidad, que hablen y acten con la verdad.

Llego la hora de que los polticos que hoy se candidatean a ocupar cargos pblicos reitero demuestren un pasado limpio, que escuchen que: El Pueblo Quiere Saber! y Qu Quiere Saber el Pueblo? Efectividades conducentes como muy bien deca Hiplito Irigoyen, Y Cuales Son? Programas de gobierno integrales que abarquen todas las reas de Gobierno, que expliciten y divulgan estos proyectos para que podamos analizarlos, estudiarlos, debatirlos y as mejralos o rechazarlos Que entiendan una vez por todas que: Queremos Saber! , Que tienen la obligacin de informarnos que es nuestro derecho conocer: que planes de gobierno tienen, que colmaron nuestra paciencia, no debemos ni podemos renunciar a estos derechos, de lo contrario continuaremos transitando este oprobioso sendero de decadencia que con indiferente resignacin fuimos aceptando. Que los polticos que entiendan y asuman del hasti que la poblacin tiene con ellos y con su manera de hacer poltica.

Finalmente debemos asumir y tener presente que se agot la paciencia de todo un pueblo, que los desocupados y con hambre son legiones que estn gritando su angustia, que nios y ancianos claman por sus derechos, que debemos detener la quiebra de ms Pymes, que debemos salvar a nuestras economas regionales, que llegamos al limite, que de continuar as sin ser odos, inadvertidamente pueden producirse hechos y acciones por nadie deseadas. Reitero estos conceptos porque es inadmisible que en un pas como el nuestro con todas las extraordinarias ventajas comparativas que ofrece estemos como estamos. Tengamos presente que cuando los pueblos se cansan de ser esquilmados por los corruptos, ineptos y soberbios, el cielo truena, se desatan las tormentas, y el riesgo es terminar en un rgimen autoritario a la venezolana, o un dictador como Putin, esto seria el epilogo de la tragedia, No olvidemos la historia esta llena de estos ejemplos. Recordemos al Papa Francisco cuando dijo Hagamos Lo, solo as seremos odos, respetados y acatadas nuestras demandas. . Llego la hora del pueblo y El Pueblo Quiere Saber.

Buenos Aires, 11 de Junio 2019

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER