Crece la informalidad laboral en la mayora de las regiones del pas

El 47,8% de los asalariados del pas, trabaja en negro. Hay provincias donde ese porcentaje llega casi a 60% (Tucumn, San Luis y Jujuy) y otras como Santa Cruz y Tierra del Fuego donde promedia el 20%.

La importante creacin de empleo que logr la economa durante los ltimos 30 meses no ayud a reducir la informalidad laboral. De acuerdo con los datos del INDEC, al primer semestre de 2005 el 47,8% de los asalariados trabajaban en la informalidad, casi 10 puntos porcentuales ms de los que se registraban en los aos 2000, 2001 o 2002. Pero ms grave es lo que sucede en algunas ciudades del interior. En la mitad de los principales aglomerados urbanos del pas, el 50% de los asalariados trabaja en negro, sin recibir ningn aporte jubilatorio. Lideran el ranking de la informalidad Tucumn, San Luis, Jujuy, Formosa, Corrientes, Chaco, Entre Ros, Salta, San Juan y Crdoba. En su mayora provincias que se vieron favorecidas por la nueva estructura cambiaria, pero que sin embargo los sectores productivos, por diversas causas, incrementaron los niveles de informalidad que se traduce en mayor precariedad laboral y empobrecimiento. Una excepcin es lo que ocurre en la regin Patagnica, donde la informalidad solo afecta a 29% de los asalariados, fundamentalmente en Santa Cruz que cuenta con los mejores indicadores laborales de la Argentina.

En Tucumn se registra el peor de los casos: el 59,7% del empleo asalariado trabaja en negro. Son 286.000 personas de los 480.000 empleados que hay en esa jurisdiccin. Como sucedi en la mayora de las provincias, el crecimiento de la informalidad ocurri al mismo tiempo que el desempleo bajaba desde los mximos histricos registrados en mayo de 2002. As, mientras la desocupacin descendi desde 23,1% a principio de 2002 a 12,8% en el primer semestre de 2005, la informalidad laboral (medida en la capital provincial y Taf Viejo), subi de 48,5% a 59,7% (+11,2 puntos porcentuales).

El mayor aumento de la informalidad en los ltimos tres aos se registr en San Luis, una provincia favorecida por el nuevo tipo de cambio. Sin embargo, a pesar del auge industrial y turstico que permiti reducir la desocupacin desde 16% registrado en mayo 02 a solo 1,4% en el primer semestre de 2005, el empleo informal viene creciendo ostentosamente: desde principio de 2002 aument en 20 puntos porcentuales, saltando del 38% a 57,4%.


Fuente: IADER en base a datos del INDEC. Las medidas corresponden a los grandes aglomerados urbanos donde se releva la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). En el caso de Entre Ros, se tom la ciudad de Concordia, por ser la de mayor precariedad laboral.

En Jujuy la informalidad, que llega a 55,6%, se increment en 14,8 puntos porcentuales en tres aos, con un desempleo actual de apenas 8,8% pero 58,2% de su poblacin viviendo en la pobreza. La informalidad en esa provincia siempre fue mayor al promedio nacional, pero en los ltimos aos fue una de las zonas donde ms se deterior la calidad del empleo. Con un nivel similar, en Formosa la informalidad laboral afecta a 97.389 personas, una cifra a monitorear si se observa que la poblacin de la provincia es de 487.000 habitantes aproximadamente, de los cuales 175.700 estn ocupados en relacin de dependencia. Igual que en Jujuy la alta informalidad explica que el desempleo de esa jurisdiccin sea de apenas 5,5% pero la pobreza alcance al 53,1% de su poblacin. La misma situacin se repite en Corrientes y Chaco. En Chaco se registra una de las tasas de pobreza ms elevadas del pas (60,3%) con un desempleo que es la mitad del promedio nacional (apenas superior al 6%). Una parte de la explicacin de esa elevada pobreza y el bajo desempleo puede encontrarse en la informalidad: all, 54,4% de los asalariados trabajan en negro.

Entre Ros, Salta, San Juan y Crdoba son las restantes provincias con tasas de informalidad superiores al 50%. En San Juan el trabajo en negro creci 15,6 puntos porcentuales en tres aos hasta alcanzar actualmente al 50,6%. El desempleo en esa provincia es de 12,4% y la pobreza asciende a 45,2% (todos estos indicadores estn medidos en Gran San Juan). Se suma a esta lista Santiago del Estero, donde la informalidad afecta al 50% de su poblacin asalariada.

Excepciones

A contramano de la tendencia general, solo dos provincias han logrado reducir sus niveles de informalidad durante los ltimos tres aos. Son Tierra del Fuego y Santa Cruz, donde la informalidad no solo es la ms baja del pas, sino que adems lograron reducirla levemente. En Santa Cruz 15,6% de los asalariados trabajan en negro, cuando en mayo de 2002 esa tasa alcanzaba a 17,3%. La baja informalidad encuentra un mercado laboral en mejores condiciones que el resto del pas: el desempleo (medido en Ro Gallegos) es de apenas 1,9% y la pobreza solo afecta al 11,1% de su poblacin. Aunque ayuda a esos indicadores que el 51,9% del empleo asalariado de esa jurisdiccin trabaja en el sector pblico, la mayor proporcin de empleo estatal del pas. Similar situacin se observa en Tierra del Fuego, donde la informalidad es de 24,4% (0,4 puntos porcentuales menos que en mayo de 2002), la desocupacin se ubica en 8,3% de la Poblacin Econmicamente Activa (PEA) y la pobreza en 12,2%. Algo ms del 45% del empleo asalariado all est en el sector pblico.

Provincias con menor Informalidad laboral

En el resto de los grandes aglomerados urbanos, que permiten dar una idea de la magnitud que tiene el deterioro de las condiciones de trabajo en las regiones, la informalidad promedia el 44,8%. En Misiones, donde la pobreza se ubica entre los niveles ms altos y el desempleo entre los ms bajos, la informalidad asciende a 49,9%. En el otro extremo est la Ciudad de Buenos Aires, donde el nivel de informalidad afecta al 37,5% de su poblacin asalariada. Un porcentaje relativamente bajo para una jurisdiccin donde solo el 23% del empleo en relacin de dependencia est en el Sector Pblico.

La Informalidad laboral en el resto del pas


Fuente: IADER en base a datos del INDEC. Las medidas corresponden a los grandes aglomerados urbanos donde se releva la Encuesta Permanente de Hogares (EPH). En el caso de Prov. Bs.As. se tom la ciudad de Baha Blanca.

As, si bien la creacin de empleo es una seal importante del tipo de crecimiento que se est logrando, en adelante mejorar la calidad del mercado de trabajo ser fundamental para combatir la pobreza que an hoy, despus de tres aos creciendo a tasas superiores al 8%, afecta al 38,5% de la poblacin total.

Buenos Aires, 2 de Noviembre de 2005

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER