NI CAIDOS, NI VENCIDOS, DE PIE

La disputa con los Fondos buitres entro en otra etapa de dificultades de difcil previsibilidad. La posicin argentina es razonable y coherente, siempre estuvo animada por la buena fe. Tambin la actitud de los Fondos Buitres respondi y fue consecuente a su espritu: que es el lucro desmedido y amoral.

Las primeras reacciones en el orden interno comenzaron asignando responsabilidades sobre el resultado de estas largas y difciles negociaciones, sin analizar los condicionantes que tenan nuestros actuales negociadores. Las opiniones ms criticas obvian las estipulaciones contenidas en los ttulos que la Argentina canje con los acreedores en los arreglos del 2005 y 2010, ms concretamente la Clusula RUFO, como as tambin la ley 26.886 que prohbe a los funcionarios pblicos argentinos mejorar las condiciones de pago ofrecidas a los bonistas que aceptaron las reestructuraciones del 2005 y 2010. Curiosamente los ms duros crticos son quienes tuvieron responsabilidad directa en la inclusin de la Clusula RUFO, hoy transformados en expertos que aparecen en todos los medios periodsticos, ya sean radiales, televisivos o escritos, al que pueden asistir, los mueve un solo propsito ocultar su insoslayable responsabilidad culposa, que en algn momento debern responder por su mala praxis.

Ms an en algunos casos tratan de justificar la inclusin de la Clusula Rufo argumentado en que era la letra chica de lo acordado. Pueril e infantil argumento de quienes tuvieron la responsabilidad de estas negociaciones y firma de esos acuerdos, tanto por los negociadores argentinos, como los estudios jurdicos extranjeros que nos patrocinaron. De esos acuerdos no solo se estudia la letra grande, sino con ms detenimiento la chica y en forma todava con mucha ms atencin y dedicacin lo que no esta incluido en el mismo ya que una omisin puede significar un futuro dolor de cabeza.

Dems esta seguir insistiendo en la amoralidad de los Fondos Buitres, es superfluo e inconducente reiterar la avanzada edad del Juez Griesa, de su cansancio moral y fsico con este juicio y en definitiva con el ejercicio de su profesin. Pero tambin es de destacar el silencio y la indiferencia del Gobierno de los Estados Unidos, que no duda en actuar ante cualquier hecho por ms intrascendentes que resulte, s entienden que el mismo puede afectar sus intereses, y lo hacen con todos los medios que tienen a su alcance ya sea estos propagandsticos, de presin diplomtica, de sanciones econmicas o militares, el propsito es uno solo su defensa, su proteccin, en definitiva reitero preservar sus intereses. La razn, la equidad o la moral para ellos es un tema descartable que no merece su atencin.

Porque entonces la situacin en que se coloco a la Argentina, cuando vine dando permanentes pruebas del cumplimiento de todos los compromisos contrados. Porque ante el fallo del Juez Griesa, que aval la Cmara y que la Corte Suprema de EE.UU desestimo su tratamiento, nos colocan ante un default tcnico o como quiera llamrselo, con pleno conocimiento de las gravsimas implicancias que significa el cumplimento inmediato de esta sentencia, no solo para la Argentina, o su Gobierno sino mucho ms para su poblacin ya que esto significara ms pobreza, mas deterioro de las condiciones de vida de 40 millones de personas.

Con una actitud que aparentemente se atiene a derecho, pretenden que cumplamos algo de cumplimiento imposible, cual es el propsito que hay detrs de esta extorsin. Argentina es un pas muy rico en recursos naturales, tiene un litoral martimo riqusimo y muy extenso, tiene reservas de hidrocarburos que lo colocan entre los pases de mayores reservas del mundo, tiene una riqueza minera excepcional, es productora de alimentos para 10 veces su poblacin, tiene un desarrollo tecnolgico de avanzada, tiene un a capacidad industrial de primer nivel, es decir tiene mucho para apetecer o tomar. Cual es el propsito que persiguen los EE.UU, actan con indiferencia e ingenuidad? Son amigos que quieren ayudarnos? Tienen buena fe en sus propsitos? o es suplemente que somos un objetivo econmico apetecible? Estos interrogantes no necesitan de demasiada imaginacin, conocimiento o inteligencia para responderse.

Llego la hora de estar de pie y hacer frente a la adversidad, la razn nos avala, la Clusula Rufo nos condiciona. Nuestra respuesta es; no estamos en default, estamos pagando y vamos a seguir pagando, no aceptamos la extorsin, nos gua la buena fe, la posicin del Gobierno Argentino es indubitablemente clara, justa y equitativa. Pues bien a no dudar ya encontremos el camino que nos llevara a encontrar una solucin para el 100% de la deuda.

Buenos Aires, 31 de Julio 2014

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER