Nuestra hora más oscura

¿Los argentino tomamos conciencia de cómo estamos siendo gobernados durante las últimas dcadas?, ¿Llegamos a comprender el grado de endeudamiento en que nos estamos sumergiendo? ¿Los años que vamos a demorar en pagar lo que pedimos? Continuaremos con el despilfarro de cómo se administran los fondos públicos y el dinero de nuestros acreedores? Nuestra ceguera es total, nuestra pasividad e indolencia rayana en la candidez, y nuestra irresponsabilidad orillando la inimputabilidad.

Si nos limitamos a los últimos quince años el deterioro de la responsabilidad de nuestros gobernantes es asombrosa, los anteriores por delincuentes y los actuales por incompetentes, en cuanto a estos últimos su honestidad solo el tiempo nos develara la verdad.

Durante los primeros 30 meses de Gobierno del ing. Macri no cumplió ninguno de los compromisos contraídos durante la campaña electoral, hoy tenemos más inflación, más pobreza, más indigentes, más endeudamiento, más desocupados, más empresas pymes quebradas, más economías regionales en emergencia, mas desorden callejero, más jubilados abandonados a su suerte, menos salud, menos educació, menos seguridad, me pregunto y les pregunto si estos resultados correspondieran a una empresa, como la catalogaríamos: simplemente que esta quebrada y debe declararse en bancarrota es decir que debe concursarse.

Desgraciadamente aun para los países no se instituyo un sistema que contemple estas situaciones, pero nosotros los ciudadanos tenemos el deber de afrontar con entereza voluntad y decisión esta situación y exigir a quienes nos gobiernan tanto en lo ejecutivo y legislativo que se hagan cargo de la responsabilidad que asumieron, la coyuntura requiere de idoneidad y honestidad de lo contrario que se retiren y dejen que los más capaces y honestos se hagan cargo.

Durante los dos primeros años de esta administración nos endeudamos para poder continuar con infantil creencia que no haciendo nada los capitales del exterior nos inundarían de dólares porque los Newman Boys se habían hecho cargo del gobierno, disparate rayano en la necedad, como era lógico la plata se termino, el despilfarro continúa y el deterioro en constante expansión, ante el abismo con igual candidez salen ahora a buscar 70 mil millones de dólares del FMI. ¿Para que piden esta astronómica suma? No lo sabemos, desconocemos si tienen un plan de cómo utilizar estos fondos, preguntamos: cuanto para pagar deuda, cuanto para inversión, cuanto para educación cuanto para salud, cuanto para obras de infraestructura, cuanto para auxiliar empresas pymes en desesperante situación, cuanto para asistir a economías regionales asfixiadas, cuanto para bajar las tasas de interés, ïCuantos cuanto más hay sin respuesta!. Pero cuidado que nos se vayan como los 30 mil millones de dólares de reservas que fueron para la especulación financiera, o en importar lo que nosotros producimos y mejor, o en abaratar viajes al exterior.

Cuidado que tenemos con fundados motivos la fama de morosos e insolventes, solo recordemos que demoramos 90 años en pagarle a la Baring y abonando esta triste fama tenemos en nuestro haber el mayor default de la historia. Aqu bien valdría recordar a Einstein cuando decía que hacer una y otra vez lo mismo y esperar resultados diferentes es la definición de la locura. Nosotros los argentinos repetimos constantemente nuestros errores, y esperamos resultados diferentes, nada aprendimos de las lecciones de las crisis tantas veces vividas, hoy no podemos darnos nuevamente el lujo de repetir los equvocos.

Mientras tanto seguimos endeudándonos, total Paga Dios. Me pregunto y pregunto quienes nos prestan desconocen quienes somos y como procedemos, NO entonces: ¿Porque nos siguen prestando? A esto hay una sola respuesta: somos el octavo país del mundo en extensión territorial, con la casi totalidad de sus tierras fértiles, con excelentes regimenes de lluvia y para completar las ventajas y hacerlo casi único de clima templado, tenemos la mayor reserva de agua del mundo, estamos entre los países que tienen las mayores reservas de gas y petróleo del mundo, tenemos quizás la mayor reserva de litio del mundo, tenemos una cordillera con reservas mineras incalculables e inexplotadas, tenemos capacidad para alimentar a más de 400 millones de personas, tenemos un inmenso litoral marítimo de incalculable riqueza, y para cerrar el circulo somos un conjunto de alegres irresponsables.

El desorden alcanza a casi todos los sectores de nuestra sociedad, la luz solo se vislumbra con intensidad en algunos jueces, fiscales y periodistas que con valentía, trabajo e idoneidad tratan de que la justicia y la verdad prevalezcan. Unos con su labor enaltecen a la justicia tan bastardeada por el anterior gobierno, los otros hacen honor a su profesión que es la de salvaguardar la libertad de prensa y pensamiento, sin duda ambos con su proceder se convirtieron en la esperanza del cambio y reconstrucción de la república.

En todos los otros ordenes nuestra incapacidad e irresponsabilidad es de antología, ¿No llego la hora de que reaccionemos y le demos la espalda a los corruptos, ineptos y vividores que nos vienen gobernando y comencemos a comportarnos como supieron hacerlo quienes durante los primeros 120 años de nuestra vida como nación lo hicieron?, de lo contrario no tengamos ninguna duda nuestra unidad territorial esta seriamente en riesgo, muchas opciones no nos quedan o reaccionamos o desaparecemos.

Buenos Aires, 24 de septiembre de 2018

DIEGO LO TARTARO Presidente de IADER