PROPUESTA DEL IADER A UN PROBLEMA RECURRENTE EN LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES: LAS INUNDACIONES Y LAS SEQUIAS: SU SOLUCION DEFINITIVA.

POR DIEGO LO TARTARO*

La Provincia de Buenos Aires sufre peridicamente un problema de magnitud incontrolable e impredecible que se repite peridicamente desde siempre, me estoy refiriendo a las inundaciones y sequas como las sufridas entre los aos 2011 y 2012, que se alternan sistemticamente. Situacin esta que se repite histricamente cada vez con ms frecuencia, cuyos consecuentes daos de todo orden, ya sean econmicos, sociales y lgicamente de deterioro del suelo, afectan no solo a la provincia sino a toda la nacin.

Esto ya lo haba estudiado y publicado en el siglo XIX el naturalista e investigador Florentino Ameghino, desde ese entonces diversas fueron las propuestas de solucin, que desde las mas diversas fuentes se plantearon, tanto privadas como oficiales. La realidad es que el problema aun subsiste y las consecuencias del mismo la siguen padeciendo, productores, comerciantes, industriales, vecinos, trabajadores, transportistas, municipios, la provincia y en definitiva toda la nacin.

Cual es la causa que no se haya podido dar solucin a esta situacin cuando los informes de factibilidad de ingeniera hidrulica ya estn estudiados y desarrollados en gran medida con mucha solvencia profesional por ingenieros argentinos y extranjeros desde larga data.

Todos sabemos, que sintticamente la solucin pasa por la canalizacin de toda la provincia con la creacin de reservorios de agua, para as asegurar agua en tiempos de sequa y contencin y evacuacin ordenada de la misma en pocas de lluvia

El problema siempre ha sido y es en ltima instancia de orden econmico: El costo de la obra, su financiamiento y su amortizacin.

El tema a tratar y considerar desde el punto de vista tcnico-hidrulico escapa a nuestro conocimiento pero en el econmico podemos quizs aportar algunas ideas que si pueden facilitar su solucin.

SU SOLUCION
Nos avocaremos muy brevemente y esquemticamente a este problema. En primer lugar se llama a licitacin pblica nacional e internacional para las obras de estudio hidrulico, su factibilidad y la realizacin de la obra. En conocimiento de costos y tiempos de realizacin, podremos desarrollar nuestro proyecto. Deberemos tener en cuenta dos variables, Una las perdidas econmicas que estos desastres meteorolgicos causan. Las mismas las conocemos y sufrimos. La otra variable es encarar las obras de hidrulica a realizar para darle solucin al problema y es aqu donde debemos detenernos, Como se financia, Quien lo paga, Como se paga.

COMO SE FINANCIA
El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires emitir un titulo a colocar en el Mercado Burstil tanto nacional como internacional por el monto total de la obra, con aval de la Provincia y eventualmente de la Nacin. Designara como administrador del mismo al Banco de la Provincia de Buenos Aires. Las condiciones de pago (tiempo de gracia, pago de intereses y amortizacin de capital) estarn dadas por los tiempos de construccin, finalizacin de la obra y plazos razonables de cancelacin y en funcin a la renta de la produccin asegurada.

QUIEN LO PAGA
Los productores de todas las zonas afectadas en proporcin a las hectreas que posean, como as tambin los vecinos que se encuentran alcanzados por esa situacin. A cada uno se le impondr una cuota-impuesto para hacer frente a los pagos a realizar en tiempos y montos. Se incrementara el valor de la amortizacin cuanto mayor sea la cantidad de hectreas en manos de un titular, siempre tomando como base una unidad productiva. Es decir aqu se contempla la situacin de los pequeos productores mejorando las condiciones de pago o directamente eximindolos del mismo segn la cantidad de hectreas que posea.

COMO SE PAGA
El productor afectado comenzara a pagar las cuotas cuando la obra esta terminada, para ello deber considerar que un porcentaje de la produccin de su campo estar destinado al pago de este impuesto extraordinario por los tiempos que estn contemplados en el titulo. Es decir que el productor si bien vera reducidas sus utilidades por un tiempo, estar asegurando su campo de estas catstrofes hdricas, ello significa la certeza de la continuidad de su produccin normal.

Los vecinos, comercios e industrias de los pueblos y ciudades afectadas tambin tendrn un incremento temporal en sus impuestos, desde luego que en un monto muy inferior pero proporcional a los daos asegurados. En este caso los municipios podran dar algunas facilidades o eximiciones para aquellos vecinos de menos recursos.

Si debe considerarse que el monto total de la obra se pagara con este impuesto extraordinario, es decir pagaran quienes son sus beneficiarios directos. Esto significa que la Provincia no aportara dinero y en el caso de tener que hacerlo seria un adelanto transitorio de fondos, si tendr la responsabilidad de la instrumentacin y efectivizacion de la obra y asegurar el pago por parte de los productores y vecinos.

El titulo a emitir podra en parte ser tomado por los mismos actuales damnificados por estas catstrofes, es decir productores, comerciantes y vecinos. Por otra parte esto significara una buena oportunidad para invertir sus ahorros, inversin esta que tendra un doble beneficio, solucionar el problema causado por el tiempo y acceder a un instrumento de ahorro de segura renta y cobro. En estos casos los tomadores de estos ttulos serian deudores y acreedores a la vez, resultando as los mejores controladores de la gestin., construccin y finalizacin de las obras en tiempo y forma.

De esta forma estaramos dando solucin a un problema de una magnitud asombrosa, sin costo para el estado provincial ni nacional. Se asegura su realizacin dado a que no esta condicionada a las contingencias financieras estatales, ya que los fondos estn asegurados con la colocacin del titulo en el mercado. Nos estaramos asegurando equilibradas y permanentes cosechas anuales, dando seguridades a productores tanto agrcolas, como ganaderos, evitaramos daos materiales a vecinos, comerciantes e industriales y municipios.

Por ultimo los municipios, la provincia y la nacin se aseguraran la continuidad y equilibrio en el cobro de sus impuestos. Tendremos ms previsibilidad en cuanto al monto de nuestra produccin agrcola ganadera. Pero fundamentalmente dejaramos de sufrir estos desastres cuyas consecuencias todos pagamos.

Finalmente un aspecto que tambin deberemos tomar en cuenta, que estaramos colocando en el mercado de capitales un nuevo titulo sin duda apetecible para los inversores, que como en pocas pasadas permitieron realizar mltiples emprendimientos en obras publicas de infraestructura, financiados por inversores privados, sin costo para el estado y con beneficio para toda la comunidad.

Creemos que solo falta la decisin poltica de encarar esta empresa, pues bien aqu esta el desafo ya que como deca el General San Martn "Para los hombres de coraje se han hecho las empresas".

Buenos Aires 25 de mayo de 2012

*Diego Lo Trtaro Presidente del Instituto Argentino para el Desarrollo de las Economas Regionales, IADER