Ante una realidad insoslayable

Estamos inmersos en una profunda sucesin de crisis que se transformaron en decadencia, vienen tiempos de cambios, no se si para profundizar nuestra decadencia o para comenzar a tratar de arreglar a un pas repleto de errores y sinrazones colectivas que hace dcadas nos hace cada da ms pobres, ms desprotegidos, ms abandonados y ms vulnerables.

Conocemos el propsito del Presidente de aspirar a la reeleccin, el 1 de marzo en su mensaje al Congreso de la Nacin solo puedo exhibir en su haber: promesas y compromisos incumplimientos, sumado a un deterioro de la economa que provoca desocupacin, pobreza y quiebras en todas los sectores, y adoptando una actitud que resulta un atropello a la razn cuando manifest que creci el empleo, que la inflacin esta controlada, que vendrn inversiones externas, que son el mejor equipo econmico de los ltimos 50 aos.

Me pregunto y les pregunto nos toma por tontos, pretende engaarnos, o peor an acta con un cinismo patolgico muy peligroso para la salud de la nacin y quienes la habitamos.

En la vereda de enfrente tenemos a la ExPresidenta que pareciera ignorar o desestimar el cmulo de denuncias por corrupcin que la alcanzan a ella a sus ministros y colaboradores con una relevancia de niveles vergonzantes.

La legin de empresarios arrepentidos y no arrepentidos alcanza a la lite de nuestro empresariado, incluidos familiares directos del Presidente que reconocen haber pagado coimas por aos, para participar de la obra pblica. .

Todos caen en la volteada, funcionarios, polticos, empresarios, gremialistas, fiscales, jueces, pero pareciera que olvidamos quienes son la clave y la llave para que estos delitos puedan consumarse los contadores que contabilizaron estos fraudes, ellos conocen, donde estn las trampas, como entro y como salio el dinero, como se lo lavo y con quienes, con que Bancos, como y donde, cual fue el derrotero por el mundo que transitaron esos dineros y donde finalmente estn.

Tambin se engao a la AFIP o mejor dicho se dejaron seducir algunos funcionarios por suculentos vueltos, a no equivocarse no se engao se defraudo a la AFIP, s se evadieron el pago de impuestos, En todo esto no hay ni ingenuos, ni pastores que dan perdn a cambio de un simple rezo, vayamos al emblemtico caso de Al Capone cayo no por sus crmenes, cayo por evasin impositiva, su contador hablo, sabia todo, todo estaba anotado.

Muchos son los contadores que ocultan todo, callan todo, evaden todo, adulteran todo comenzando por los libros de comercio, los Balances por ellos hechos, auditados y firmados dando fe de la autenticidad y transparencia de los mismos, la realidad es que adulteraron Balances que ellos reitero con sus firmas dieron fe y legalidad, traicionan la responsabilidad social que tienen, en definitiva sin ellos no podra consumarse el delito, ahora la pregunta ms infantil a todo esto, lo hicieron por ignorancia, caridad, gratis, o son parte necesaria de esta maraa de corrupcin y fraude. Pero aqu tampoco termina la cosa, estn tambin involucrados los Directorios, Sndicos y las Comisiones Revisoras de Cuentas de esas Sociedades que aprobaron y firmaron durante aos esos Balances, trimestrales y anuales, ms las firmas de Auditores que tambin dan fe y certeza de lo asentado en los libros y que dichos Balances son su reflejo, tambin estn involucrados reitero los funcionarios de la AFIP que detectaban estos fraudes pero los ocultaban a cambio de que?, desde luego de dinero porque esto tiene un solo y comn denominador dinero, dinero, dinero.

Dinero que se les quito a los que trabajan, a quienes si pagan sus impuestos, a los que nada tienen, a los jubilados, a las escuelas que se derrumban, a la educacin que hoy esta en la ms profunda de las crisis, a los nios desnutridos, a los maestros que luchan por sueldos dignos, a los nios que no pueden educarse, a los periodistas radiales y televisivos que trabajan sin cobrar sus sueldos porque estn esperanzados en conservar sus fuentes de trabajo, a la inseguridad que todos los das mata, a la falta de salud, al abandono de los hospitales, a la carencia de servicios como gas, cloacas, agua, pavimento, al costo de servicios impagables, a caminos destruidos, al empobrecimiento da a da de todo un pueblo, a tragedias como la de Once o el submarino San Juan porque carecan del mnimo mantenimiento.

Supimos estar entre los pases ms ricos del mundo, hoy pelamos por no estar entre los ltimos, tenemos extensas tierras que son las ms frtiles del mundo, tenemos recursos mineros como pocos lo tienen, tenemos reservas de gas y petrleo que estn entre las ms importantes del mundo, somos los primeros productores de litio del mundo, tenemos una riqueza casi ilimitada en nuestro mar que es saqueado por pases de Europa, Asia y cuanto pas quiera pescar gratis. Producimos alimentos de toda clase para ms 400 millones y solo somos 44 millones. No padecimos ni guerras, ni desastres naturales. Entonces que nos paso y que nos pasa a los argentinos que dcada tras dcadas nos hundimos en la pobreza, corrupcin y la ignorancia, tanto descendimos que no advertimos la pobreza espiritual que nos domina.

Por Dios! Reaccionemos, demos la espalda a quienes vienen defraudndonos en forma sistemtica, que no se presenten como salvadores cuando son nuestros verdugos y saqueadores.

Tenemos gente de vala, tenemos jvenes preparados que deben emigran porque ambicionan ms bienestar, ms seguridad, ms respeto y orden, debemos revertir esta destruccin y terminar con esta decadencia, exijamos a quienes pretenden gobernarnos que expongan y debatan pblicamente sus planes de gobierno, con quienes lo van hacer, como y en que tiempos. No demos ms cheques en blanco, exijamos compromiso, responsabilidad, idoneidad y honestidad y si no cumplen que la justicia actu y si corresponde que vayan a la crcel. El justo castigo es el mejor ejemplo.

Buenos Aires, 11 de Marzo de 2019

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER