REALIDADES DE LA BOLSA DE COMERCIO DE BUENOS AIRES

Nuestras notas en la que expusimos la Gran Oportunidad que se le presenta al Mercado de Capitales Argentino por la sancin de la nueva ley que lo reestructura, y la oportuna intervencin del ente regulador del mismo es decir la Comisin Nacional de Valores (CNV), en ciertos crculos directivos de la Bolsa de Comercio de Buenos Aire ( BCBA) causo malestar, que entendemos infundados ya que se hacen interpretaciones inexactas de nuestros dichos, vale recordar sintticamente que decamos: "El Mercado Burstil argentino fue lentamente extinguindose y convirtindose en lo que hoy es su mnima expresin. Esta lamentable cada no solo se refiere a los montos operados, a las empresas autorizadas a cotizar en sus pizarras, sino tambin en cuanto a los ttulos que en ella cotizan."

Hoy ejemplificamos esta afirmacin con el desinters que se fue generando sobre el mismo a nivel de socios de la Institucin, y del xodo de los mismos, para ello bastara indicar que en la dcada de 80 era de alrededor de 13.000 socios, nmero que luego fue superado, y que hoy no llega a los 4.000.- Es decir tomemos el ndice que queramos tomar, los nmeros son elocuentes y definitorios, "siempre negativos".

Un hecho que ha pasado al olvido y del que pocos hacen mencin, es que autoridades progresistas de nuestra Bolsa encararon en la dcada del 80, la construccin de un nuevo edificio para operar, que fue ejemplo en el mundo por la tecnologa de punta con que se lo haba dotado, hoy el mismo se destaca por la ausencia casi absoluta de operadores.

Cuando hablamos de un proceso de desculturizacion burstil, desgraciadamente el mismo es notable, no solo es a nivel de operadores en el mercado ya sean empresas o inversores, Sino tambin en el desinters de las autoridades burstiles por lo que hace a la educacin burstil. Pasemos a fundamentar esta afirmacin; Durante la dcada del 70 y comienzos del 80 fueron invitados especialmente por la BCBA personalidades y economistas de prestigio mundial La cantidad y calidad de publicaciones de temas afines a la actividad burstil que se editaron como lo destacado de sus autores, fueron un ejemplo de la excelencia alcanzada por nuestra institucin y un aporte inestimable al conocimiento de la ciencia econmica.

Personalidades mundiales que visitaron y disertaron en nuestra Bolsa, conferencias que luego se publicaron a igual que sus trabajos. Solo como ejemplo mencionemos a:

  • Antoine Pinay Economista y ex Premier de Francia.
  • Frederich A Hayeck . Premio Nobel de la Economa
  • Jaques Rueff. Consejero del Presidente Charles de Gaulle y autor junto con Pinay del Plan Rueff
  • Robert Anderson, economista norteamericano de fama mundial
  • Hans F Sennholz, economista alemn.
  • Ludwing Erhard. Canciller de Alemania y Ministro de Economa durante el gobierno de Konrad Adenauer y padre del "Milagro Econmico Alemn".
  • Fritz Machlup. Economista austriaco de la Universidad John Hopkins, y de la Universidad de Princenton.
  • Leonard E. Read Filosofo, ensayista y economista norteamericano
  • Benjamin A. Rodgge. Economista norteamericano

Economistas y juristas argentinos que frecuentaban nuestros Salones de Conferencias, disertaciones que editbamos al igual que sus libros, dieron nivel acadmico a nuestra Institucin, solo basta recordar,

  • Adolfo E. Buscaglia
  • Jorge L. Garca Venturini
  • Ezequiel Gallo
  • Carlos Floria
  • Mario Justo Lpez
  • Norberto Rodrguez Bustamante
  • Jos Ruda.
  • Alberto Benegas Linch (H)
  • Salvador Aisestein
  • Enrique Carrier.

Por otra parte se publicaron libros de economistas de renombre mundial, a modo de ejemplo.

  • Murray N. Rothbard Economista e historiador norteamericano
  • Henry Hazlit Filsofo y economista norteamericano
  • W.M Curtis. Economista norteamericano
  • Ludwig von Mises. Economista, filsofo, historiador y escritor austriaco.

S reconocemos la importancia de los diferentes seminarios auspiciados por empresas que se vienen realizando durante los ltimos aos, en los salones de la Bolsa.

Ahora bien, lo realizado ya entro a formar parte de la historia educativa y cultural de la BCBA. Hoy las actuales autoridades con justa razn exhiben las abultadas utilidades que arrojan los balances de los ltimos ejercicios la BCBA, con beneplcito recibimos la noticia.

Pero en ciertos aspectos pareciera que olvidan que nuestra querida asociacin es una entidad sin fines de lucro, razn por la cual no reparte dividendos.

Entonces me pregunto y pregunto, para que sirve acumular dinero y ttulos comerciales para luego desatender a la culturizacin burstil estatutariamente establecida, desistiendo de invitar a economistas de prestigio internacional, que podran visitar nuestra entidad y dictar conferencias ya que tenemos los medios financieros para hacerlo. Porque renunciamos a la publicacin de libros que hacen a la educacin superior en las materias que son afines a los propsitos enunciados en los Estatutos de la Bolsa, Porque haber desatendido y olvidado la tarea de educacin burstil en el interior del pas a travs de Cmaras Empresarias, Consejos Profesionales de Ciencias Econmicas y Universidades, cuando nuestra Institucin cuenta con la estructura necesaria para tales fines, con abultados recursos financieros y con profesionales idneos para llevar a cabo esta tarea. Esto sin duda hubiera generado en todo el interior del pas un inters por conocer y participar en este mercado de capitales, con las consiguientes ventajas para las economas regionales y para toda la economa en su conjunto.

A fuerza de ser reiterativo la Gran Oportunidad que hoy se presenta, creemos que la CNV si esta concientizada de ella, que sabr aprovecharla con todas sus implicancias y dar un impulso trascendente en toda la economa.

Que no quepa ninguna duda que a estas manifestaciones nuestras solo las anima e impulsa un profundo amor por la Institucin que nos cobijo por ms de 50 aos. Posicin que nos ha reportado muchas criticas, algunas comprensibles y otras previsibles, criticas que aceptamos y perdonamos, ya que por encima de los hombres, estn las Instituciones y por encima de ellas la Patria.

Buenos Aires, 1 de marzo de 2013.

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER