Que el sentido común y la sensatez nos guie

La crisis con los Fondos Buitres nos coloco en una situacin que excede el mbito que el gobierno argentino puede controlar y cuyo alcance en consecuencia esta ms all de nuestras fronteras, nuestra justicia y nuestra jurisprudencia. Los tiempos nos urgen, su solucin solo pasa por el cumplimiento de los compromisos asumidos, por ello debemos negociar con profesionales idneos y experimentados, ya que siempre estas negociaciones son muy complejas.

Una extraa mezcla de imprevisin, inexperiencia, auto engao, ms el manifiesto uso poltico con ulteriores fines propagandsticos y electoralistas, esta conduciendo a la opinin pblica a la confusin y el error, pero peor aun a la Argentina a una inevitable crisis. Muchos inicialmente interpretamos que la posicin de dureza y confrontacin asumida por el Gobierno Nacional haciendo siempre la permanente salvedad que: actuamos de buena fe, vamos a pagar, vamos a cumplir con nuestros compromisos responda a una estrategia de negociacin, pero los hechos posteriores nos demostraron el error de nuestro anlisis, esta posicin responda a fundamentalismo ideolgico.

Debemos establecer una vez ms las claras diferencias entre bonistas, Fondos Buitres y holdouts, para entender y encarar su negociacin, pero no obviando el comn riesgo que representan. Los primeros son aquellos tenedores originales o no de ttulos que aceptaron las reestructuraciones que el Gobierno Argentino propuso en los aos 2005 y 2010, que representan el 92.4% del total de la deuda defolteada. Hoy con motivo de no poder efectivizar los pagos establecidos en su reestructuracin resultante del embargo del Juez Griesa representan un riesgo muy difcil de cuantificar es decir: pueden colocarnos en el peor de los escenarios posibles a afrontar.

Los fondos buitres son quienes litigaron ante el juzgado del Juez Griesa, que representan un 1,3 % aproximadamente de dicha deuda, que como todos sabemos son estudios de abogados y contadores que compraron a precio vil a los tenedores originales o no sus tenencias, Tengamos siempre presente que estos vendedores fueron compradores de buena fe, quienes resultaron ser los verdaderos defraudados y estafados por el estado argentino ya que sus perdidas en algunos casos llegaron hasta el 87%, para luego finalmente ser victimas forzadas por la necesidad y/o las circunstancias a vender a los Fondos Buitres, especuladores y nicos compradores en su momento, que por otra parte siempre operan en todos los mercados burstiles.

Estos Fondos Buitres, reitero, oportunistas que se encuentran en todos los mercados burstiles del mundo, los gua un solo propsito, especular con el necesitado o cado, adquieren los comnmente llamados en dichos mercados bonos basura, a precio vil para luego negociar. Cuando se trata de ttulos emitidos por Estados litigan y pretenden cobrar el total de la deuda establecida en los mismos, sin quita, ms los intereses y punitorios, sumado finalmente los honorarios judiciales que les regule el juzgado de turno. No interesndoles el tiempo que se demore su cobro, pero siempre con las certeza de un fallo favorable ya que las condiciones de emisin de los ttulos que adquieren los protegen.

En nuestro caso las puertas de la justicia estn definitivamente cerradas con el fallo del Juez Griesa, confirmado por la Cmara y el desistimiento de su tratamiento por parte de la Corte Suprema. Lgicamente que la utilidad pretendida y lograda judicialmente fue y es usuraria y amoral. Pero nos complazca o no, nos resulte inmoral o no, la justicia norteamericana dio su ultima palabra y por otra parte estas son las reglas del juego que nosotros acordamos, aceptamos y firmamos, ahora solo nos resta cumplir. Finalmente se encuentran los holdouts que son los bonistas que no entraron en las reestructuraciones de deuda de los aos 2005 y 2010 pero que aun no comenzaron a litigar contra el Estado Argentino, pero que indubitablemente significan un riesgo potencial, cierto e inminente de nuevos juicios ya que cuentan con un fallo favorable de los tribunales estadounidenses y descuentan futuros fallos a su favor. En notas anteriores expusimos en cuanto a los pasos a seguir para lograr una solucin satisfactoria, salvando todos lo condicionantes inmediatos que el cumplimiento de la sentencia nos acarreara.

Ahora vamos a tratar de evaluar las consecuencias de no dar cumplimiento a la sentencia del Juez Griesa, del riesgo inminente de un default tambin con los bonos reestructurados del 2005 y 2010, como as tambin el de no acordar con los holdouts que representan el 6,3% restante que completan el 100% de la deuda defolteada. Trataremos de exponer muy esquemticamente algunas de las consecuencias inmediatas, mediatas y a largo plazo que resultaran por la actitud asumida hoy por el gobierno argentino:

  • El riesgo real y cierto del embargo de bienes, empresas o participacin accionara del Estado Argentino en el exterior.
  • El cierre de todo acceso a los mercados de capitales externos, consecuentemente del crdito a tasas internacionales.
  • La abstencin de capitales externos a invertir en la argentina, como as tambin la cautela y temor a la hora de hacer nuevas inversiones del empresariado nacional.
  • La suba lgica de las tasas de inters.
  • Las restricciones a las importaciones incluidas los insumos bsicos por la carencia de dlares por parte del Banco Central.
  • La disminucin de la produccin y las exportaciones por la carencia de insumos bsicos.
  • El menor ingreso de divisas por la disminucin de nuestras exportaciones.
  • El aumento en la demanda de dlares, cobertura lgica e histrica de todos los ahorristas argentinos ya que la experiencia les enseo que el mejor activo de refugio que conoce por su seguridad y liquides es el dlar.
  • La disminucin en la oferta de productos de consumo masivo, alza en los precios de los mismos, aceleracin de la inflacin, multiplicacin de los reclamos laborales, cierre de comercios e industrias, consecuentemente menos puestos de trabajo y ms desocupacin, conflictos sociales. Para luego volver a empezar, repitindose as una historia tantas veces vivida, padecida y nunca aprendida.

Finalmente dentro de este contexto global, debemos destacar que una crisis como la que ya se esta vislumbrando, impactara con mucho ms rigor en las economas regionales y en particular en aquellas que tienen una estructura econmica ms limitada y acotada. Debemos enfrentar la realidad y la verdad de los hechos que nos tocan vivir. Resumiendo solo tenemos como futuro prximo ms pobreza. Estamos dirigindonos irracionalmente al abismo. Nos parece que el camino a seguir no requiere de mucha imaginacin o conocimiento, simplemente ser prcticos y aplicar el sentido comn. Que nos dice el sentido comn? Negociemos de buena fe, defendamos inteligentemente nuestros intereses, pero por favor no nos encerremos en nuestra testarudez ideolgica y negociemos ya, solo as lograremos dar por superado este tremendo y traumtico tropiezo, para poder comenzar a transitar el camino del crecimiento y la riqueza y as recuperar el respeto de la comunidad internacional hoy tan devaluado.

Buenos Aires, 18 de Agosto 2014

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER