La realidad que nos golpea

La ausencia de un programa del gobierno nacional sumado a su incapacidad en especial en la conduccin de la economa esta llevando a grandes sectores de la poblacin, de las economas regionales y de las Pymes a una peligrosa situacin ya muchas veces vivida, cuyo final todos conocemos.

El manejo en esta rea de gobierno tiene un pecado original: no tener una conduccin unificada, el dislate de tener 6 ministros ms el Presidente del Banco Central en la misma rea de gobierno, que no son coordinados o si lo estn quien los coordina es inepto y torpe, esto se refleja en los ndices de inflacin, en la disminucin del consumo, con el cierre de empresas nacionales, en el descontrol presupuestario y as podemos seguir sumando.

Porque decimos esto? Porque mientras el Presidente del Banco Central Federico Sturzenegger continua emitiendo ttulos pblicos endeudndose para financiar el descontrol presupuestario consecuentemente volcando dlares al mercado, sube desmedidamente las tasas de inters, esto seria parcialmente correcto si fuera acompaado con polticas econmicas concordantes que armonizaran todas las variables econmicas, pero esto no ocurre. Entonces que es lo que en la prctica pasa, quienes ganan y quienes pierden, analicemos como impactan estas medidas en cada sector.

En el financiero beneficia a las grandes empresas o grupos empresarios dado a que como tienen acceso a los mercados financieros del exterior esto les permite competir deslealmente con las Pymes, que son quienes pierden ya que obligadamente solo tienen acceso al financiamiento interno.

En el sector exportador: Las economas regionales exportadoras que hace un ao vendan a un dlar de $16.- hoy lo hacen tambin a $16.- pero en el nterin por la inflacin que fue del 40% sus costos aumentaron proporcionalmente , en consecuencia la correccin cambiaria que hiciera Alfonso Prat Gay quedo anulada, por ello quedaron nuevamente descolocadas con sus competidores externos, quienes ganan nuestros competidores externos y quienes estn en la bicicleta financiera similar a las pocas de Martnez de Hoz.

En el sector industrial todos pierden, porque estn sometidos a la desleal importacin de productos del exterior muchos de ellos de los pases asiticos que en su mayora son de psima calidad y en todos los casos de mano de obra casi de servidumbre.

En el comercial: todo el comercio pierde porque la inflacin se come los salarios y el consumo disminuye. Quienes ganan: los comerciantes de los pases vecinos de Chile, Paraguay, Brasil y Miami que son abarrotados de compradores argentinos que desesperadamente les compran todo por la ventajosa diferencia cambiaria.

La falta de un programa econmico global se hace evidente a diario, el colosal desmanejo de las cuentas pblicas heredado del gobierno anterior hoy se sigue incrementando irresponsablemente. El sistema tributario continua sin modificacin alguna, el aumento de ministerios, secretarias de estado y de ah en ms todo el abanico de empleados pblicos sigue creciendo alegremente.

Existen sectores prcticamente abandonados como son los jubilados que en su gran mayora cobran la jubilacin mnima con la que no alcanzan a subsistir.

El triste espectculo y ejemplo que nos da la AFIP que acta con eficiencia para combatir la evasin de los pequeos contribuyentes y las Pymes, pero paralelamente protege y deja impunes a los grandes evasores por deudas multimillonarias.

La Justicia acumula imputados por delitos de corrupcin pero prcticamente a nadie detiene, a nadie castiga, lo robado duerme el sueo de los justos en los bolsillos de los ladrones y nada hace para recuperar lo robado.

La inseguridad nos amenaza a todos por igual, nada se hace, todo se improvisa mientras tanto continuamos con cpulas policiales corruptas.

Con absoluta sensatez y buen criterio pedimos a los organismos internacionales que con celeridad acten para dar solucin al caos en que sumi el Presidente Maduro a Venezuela, pero tambin en nuestro pas puntualmente en la Provincia de Santa Cruz se viven momentos que en muchos casos parecen calcados de Venezuela, pero el Gobierno Nacional hace odos sordos y nada ve mientras el caos se sigue extendiendo. Como se explica esta dicotoma.

Un aparte merecen los viajes al exterior del Presidente que hace con el noble propsito de atraer inversores externos, pero parece ignorar que el inversor y en particular el extranjero entre otras cosas quiere seguridad: la jurdica es de una debilidad alarmante que se hace evidente por la lentitud a veces complicidad con que acta. En cuanto a la seguridad personal diariamente vemos ciudades bloqueadas por piqueteros con sus rostros cubiertos y armados de garrotes que impunemente actan. La Gobernadora de la Provincia de Bueno Aires, la provincia ms grande, populosa y rica del pas, por su seguridad personal y la sus hijos debi dejar su casa, como la residencia de la Gobernacin tampoco ofreca la seguridad requerida, no tuvo otra opcin que vivir en una unidad militar. Con estos ejemplos el Presidente cree que va a convencer a los inversores, por favor a no ser ingenuos.

Es tan grande la brecha que separa lo prometido a lo realizado, que a no dudar que el partido gobernante puede tener una gran sorpresa en las elecciones de octubre y que no crea que el peligro viene por Cristina o del kirchnerismo, muy por el contrario el riesgo esta en los sectores independientes que los llevaron al poder, hoy al sentirse defraudados pueden salir a buscar otras alternativas.

En definitiva vivimos en un mundo al revs ganan las grandes empresas mucha de ellas extranjeras y pierden las Pymes, las economas regionales, la poblacin es su conjunto hasta cuando este dislate.

Buenos Aires, 28 de Abril 2017

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE del IADER