El ajuste tarifario dejara una inflacin adicional de 2,4 puntos en 2008

Durante los primeros meses de 2008 se renegociaran las tarifas de gas, electricidad y peajes. Quedarn pendientes transporte y comunicaciones. Para todo el ao estimamos un aumento tarifario promedio de 17%.

Los primeros meses de 2008 tendrn un ruido particular. Las empresas prestadoras de servicios renegociarn un gradual ajuste de sus tarifas, en muchos casos congeladas desde la salida del esquema de convertibilidad producida los primeros das de enero de 2002 aunque en muchos otros han ido modificndose. Durante el primer bimestre del ao, la actualizacin de los cuadros tarifarios abarcara a servicios de gas, electricidad y peajes, incrementos que en los meses subsiguientes podran extenderse a transportes y comunicaciones, segn la estrategia que defina el gobierno. En el Instituto Argentino de las Economas Regionales (IADER) estimamos que los ajustes tarifarios en 2008 promediarn el 17% y provocarn una inflacin adicional de 2,4 puntos porcentuales en los precios minoristas. Con esos incrementos, proyectamos para todo el ao un aumento en los ndice de Precios al Consumidor de 16,2%.

Evolucin de los precios minoristas 2002-2007


Fuente: IADER

Los ajustes tarifarios tendrn impacto desigual sobre las economas regionales. Mientras las actualizaciones de precios de transporte urbano (colectivos, trenes y subtes) y energa tendrn un impacto mayor en la Ciudad de Buenos Aires y el Gran Buenos Aires, donde las tarifas quedaron completamente congeladas desde la devaluacin, los ajustes en telecomunicaciones y peajes tendran una alta incidencia sobre las economas regionales.

As, sobre los ajuste tarifarios, realizamos las siguientes observaciones:

  • Los prximos aumentos impactarn mayormente sobre usuarios residenciales. En estos ltimos, el Gobierno aplicara un aumento tras muchos aos de estabilidad.
  • El impacto del ajuste tarifario se percibir en todo el pas, pero en el caso de transportes y energa habr una intensidad mayor en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, donde estos servicios mantienen un retraso relativo mayor al del resto de las economas regionales.
  • A diferencia de lo ocurrido en la Ciudad de Buenos Aires y GBA, en muchas economas regionales se han registrado aumentos tarifarios en los ltimos aos (el transporte subi en diversas ciudades del interior y lo mismo ocurri con las tarifas energticas en provincias donde las empresas proveedoras son provinciales).
  • El incremento tarifario que se establezca debera incluir cierta segmentacin para evitar el impacto sobre los sectores de menores recursos que son los ms afectados por los aumentos de precios. Se debera contemplar la una 'tarifa social' amplia que tenga en cuenta las disparidades regionales que persisten en la Argentina, con zonas del pas viviendo en extrema marginalidad. Es el caso de Resistencia (Chaco), donde la pobreza an supera al 45% de su poblacin, Santiago del Estero - La Banda con 43,4% o Corrientes y Jujuy donde ms de 40% de la poblacin es pobre.

Atraso
Hasta el momento, las tarifas de servicios pblicos han permanecido retrazadas en trminos generales, y en muchos casos en los mismos niveles que en la convertibilidad. Si desde diciembre de 2001 la inflacin minorista acumula un aumento de 105,3%, los bienes y servicios cuyos precios estn sujetos a regulacin o tienen alto componente impositivo solo subieron 51,7% (diciembre 2001-octubre 2007). La mayor parte de los aumentos de ese rubro, que representa el 20,1% de la canasta total del IPC, corresponden a productos como cigarrillos, o funcionamiento y mantenimiento de vehculos, transporte de pasajeros de larga de distancia, en tanto en lo que es tarifas de servicios en s, hubo subas importantes sobre empresas que no tuvieron una incidencia directa en precios. Tambin en los ltimos meses se han registrado aumentos relevantes en combustibles, aunque no estn oficializados dentro del ndice de precios del INDEC, subas que impactaron sobre los usuarios finales.

Atrasos estimados en las tarifas


Fuente: IADER.

Desde la salida de la convertibilidad, las tarifas no se han mantenido en todos los casos inmviles, sobre todo las que abonan los sectores empresariales, que han tenido ajustes, y en algunos casos muy significativos. La situacin es la siguiente:

  • Para las grandes industrias y comercios muchas tarifas se han ido incrementando. Por ejemplo, las tarifas de electricidad prcticamente duplican a las vigentes en la convertibilidad y en el caso de las pequeas y medianas empresas (PyMES) se han registrado subas que superan el 80%. Subi tanto el precio de la electricidad como de la distribucin.
  • Una situacin similar se observa con las tarifas de gas. Las que pagan los sectores empresariales tuvieron subas muy significativas, que promedian el 100% de aumento. En empresas que usan intensivamente este insumo, hubo negociaciones particulares entre empresas y prestatarias, pero las subas llegan a ser muy importantes. En tanto, para los usuarios residenciales, solo recibieron aumentos los del norte de la provincia de Buenos Aires, zona que est bajo la rbita de Gas Ban: en abril de 2007 esa empresa aplic un aumento de 15% en la tarifa que afect a ms de 1 milln de hogares.
  • A su vez, desde 2004 estuvo vigente el Programa de Uso Racional de Energa Elctrica (PUREE) que penaliza con aumentos a los usuarios que incrementan su consumo y otorga descuentos a quienes consumen menos. Hasta ahora los castigos vienen superando fuertemente a los beneficios, generando un ingreso adicional a las empresas prestatarias, que si bien inicialmente depositaban ese dinero en un fideicomiso, fueron autorizadas a utilizarlo para cubrir subas en sus costos. Para muchos usuarios residenciales eso signific incrementos de costos de entre 10 y 15%.
  • En algunas provincias del interior, donde las prestaciones de energa estn a cargo de empresas provinciales, las tarifas han sufrido ajustes (Algunos casos: La Rioja, Crdoba y Jujuy).
  • En el caso de los peajes, hubo ajustes en la mayora de los accesos a la ciudad de Buenos Aires, que se ubicaron entre 13% y 16% (Casos: trayectos Buenos Aires-Pilar, Buenos Aires-Campana, Buenos Aires-Tigre, Liniers-Lujn, u otros como Buenos Aires-La Plata donde los aumentos estarn vigentes desde 2008).
  • En comunicaciones, en tanto, las tarifas permanecen completamente congeladas desde 2001 y si bien inicialmente se eliminaron promociones y descuentos, la competencia de la telefona mvil las oblig a continuar ofreciendo planes especiales. En el caso de la telefona mvil, ha habido ajustes en los costos de los servicios pre-pagos.

Es indudable que esta prxima la hora de negociar las nuevas tarifas de las empresas prestatarias de los servicios pblicos. Su correccin tendr, segn los casos y las particularidades de cada una, incidencia en las economas regionales, y por ello indubitablemente deber considerarse si esas tarifas al momento en que se las congelo eran equitativas, o bien, por hechos particulares eran ventajosos o no para las empresas. Sin duda las futuras negociaciones sern arduas y requerirn de un debate que las transparente. La devaluacin del peso cambi las reglas de juego para las empresas privatizadas que durante la convertibilidad mantenan sus tarifas dolarizadas. En el nuevo esquema econmico que presente la Argentina, es necesario encarar una renegociacin sector por sector, discriminando reas geogrficas, e incluyendo una tarifa social que cubra a determinados segmentos poblacionales para evitar que las subas afecten a las familias de menores ingresos. A su vez, en esas renegociaciones habr que redefinir contratos, prestaciones de las empresas y nuevas inversiones.

Buenos Aires, 27 de Noviembre de 2007

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE IADER