Alertas y de Pie

La Argentina estaba en crisis, esta en crisis y seguirá en crisis si continuamos transitando este camino lleno de obstáculos con propósitos, programas e intereses diferentes que son contrapuestos y es aquí donde el presidente debería mostrar su capacidad de gobernante, pero esta administración no encuentra el camino porque no puede o no sabe como afrontar la situación, que por otra parte es el resultado de muchas décadas de corrupción y descontrol en todas las áreas del estado. Ahora bien el país esta fraccionado en cuanto a la forma y tiempos para salvar esta coyuntura, tenemos un sector de independientes señalados de apresurados por dejar atrás el pasado que exigen con razón más celeridad y energía, otro sector que es el pasado nefasto que se resiste a ser lo que es: pasado y un tercer grupo que son los incondicionales y soberbios boys de esta administración que con mesiánica convicción avanzan sin reparar a quienes pisan y dejan en el camino, su accionar se asemeja al de los igualmente prepotentes y obtusos jóvenes de la cámpora.

Cuales son las manifestaciones mas evidentes e inmediatas de esta peligrosa maraña de problemas, en primer término la inflación el más visible que golpea con más dureza a los sectores más desprotegidos y de menores recursos de la sociedad. Pero a la inflación se la esta tratando como si fuera la enfermedad, cuando solo es el síntoma de la enfermedad, La inflación es la reacción a la carencia de planes y acciones conocidas a instrumentar, esto provoca conflictos sociales que se multiplican, en forma inconsulta y arbitraria, se aplican políticas tarifarias de los servicios públicos equivocadas en cuanto al monto de los aumentos, su frecuencia y discriminación entre usuarios, por otra parte es en el único sector que el gobierno no práctica el gradualismo, las economías regionales están siendo destruidas por los desproporcionados aumentos de las tarifas de los servicios públicos, atraso cambiario, que las descolocan competitivamente con similares productos del exterior. Pero para cerrar el círculo el Banco Central con total indiferencia aumento su tasa de política monetaria a 30,25%, con este proceder condena a la quiebra a las pymes y las economías regionales.

Las autoridades del gobierno desaprueban la compra de dólares cuando ellos dejaron en el exterior y en dólares lo aquí ganado en su momento y evadieron el pago de los correspondientes impuestos, ahora por medio de una ley por ellos promulgada los pudieron blanquear, pero no repatriaron y finalmente justifican este proceder. ¡Por favor! ¿Con ésta conducta esperan inversores del exterior?

La inflación hoy domina todo el escenario económico, político y social cuyas consecuencias se proyectan para las futuras elecciones del 2019. Reavivar la memoria suele ser un ejercicio muy esclarecedor, que siempre nos permite orientar nuestras futuras decisiones, con que propósito hacemos esta reflexión, pues bien en su campaña electoral del 2015 el candidato presidencial Mauricio Macri nos decía:" Derrotar la inflación: No que va a ser difícil, no, no, no la inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar, en mi presidencia la inflación no va a ser un tema, no va a ser un desafío, el desafío va a ser conseguirle trabajo a la gente, oportunidades de progreso a la gente, que haya más inversiones, más fábricas, que se duplique la petroquímica Bahía Blanca, que se duplique la producción agropecuaria, que el puerto funcione mejor, que tengamos mejores rutas, ese va a ser el desafío para que la gente tenga más trabajo ¿como? eso administrado bien la plata"

"En mi gobierno no va a existir la inflación, el problema de la inflación en mi gobierno no va existir porque hay que saber administrar". La conclusión a estas manifestaciones es que el Presidente reflexione y sea mas cauto ya que sus palabras y sus acciones nos alcanzan a todos los argentinos.

No dudemos la inflación esta motivada por: a) No contar con un programa global e integral conocido del gobierno, que contemple proceder con rapidez y eficiencia en la baja del déficit fiscal, reestructurar todo el sistema tributario, aggiornar la legislación laboral, reestructurar una administración pública nacional, provincial y municipal corrupta e ineficiente b) Una conducción de la economía dividida, zizageante, incierta, y atomizada en 6 ministerios y el Banco Central que proceden sin una coordinación unificada

De esta situación los operadores de los mercados muy experimentados y duchos en los vaivenes de los mismos saben lo endeble de esta situación, de las gravísimas falencias del gobierno, de este caminar dubitativo entre prueba y error, de un gradualismo mal aplicado cuyas consecuencias están a la vista, que los desequilibrios en las diferentes variables económicas motivan la continuidad de grandes bolsones de pobreza pero paralelamente grupos empresariales con capacidad para formar precios la utilicen como variable de cobertura ante las dudas, incertidumbres y errores que se evidencian. Todos advierten que la madre de todas las batallas es contar con un plan integral que ataque simultáneamente a todos los frentes de desorden y conflictos hoy dispersos.

Esta situación reitero es muy compleja, el escenario interno tanto en lo económico como social y político esta más que complicado, a ello debemos sumar la inestabilidad de los mercados financieros externos. Y como si esto no fuera suficiente ya comenzó la carrera por la presidencia del 2019.

El gobierno hoy esta expuesto a un ataque interesado y sin misericordia por un conjunto de corruptos políticos, ex funcionarios del gobierno anterior, gremialistas, empresarios y jueces todos socios que tienen ante si la cárcel por las fechorías cometidas.

Se busca el debilitamiento del Presidente, mediante huelgas poco justificables, diario caos social, políticos caducos que se complotan para fogonear este caos, empresarios y sindicalistas que luchan por perpetuar sus mal habidas conquistas, con la anuencia de una justicia que se mueve al compás de estos últimos y finalmente legiones de gatopardistas que declaman el cambio para que nada cambie.

No dudo que estamos siendo reiterativos pero nunca se peca cuando se advierte el peligro máxime cuando el riesgo es tan grande y alcanza a tantos. La gravedad de este presente debe ser asumido en su real dimensión por quienes tienen la responsabilidad de gobernarnos y el resto de los ciudadanos que defendimos y defendemos el respeto a la Constitución y las libertades públicas e individuales, debemos exigir al gobierno las rectificaciones en el camino que hoy transita y dar cumplimiento a lo comprometido que fue la razón por la que los votamos.

Buenos Aires, 30 de Abril de 2018

DIEGO LO TARTARO PRESIDENTE de IADER